Einstein, Lovachevski, Joaquín de Fiore y el Santo Grial cátaro.

En los últimos 10 años he enviado varios miles de correos a prácticamente todas la universidades de Física – y de algunas otras materias relacionadas – del mundo, desde las más prestigiosas (sin excepción) a las más desconocidas. La verdad es que he sido enormemente persistente porque los destinatarios, profesores todos ellos, casi nunca han contestado o si lo han hecho ha sido sólamente para decir “gracias” (los más educados, muy pocos), o “Basura” (el más maleducado, no diré de qué país para no abochornar a mis conciudadanos), o “No tengo tiempo” (algunos pocos más), o “No es mi especialidad” (algunos otros) o, finalmente, “No he entendido nada”, o “es que no tiene matemáticas” (algunos varios más).

He llegado a la conclusión de que si no han entendido estas ideas no ha sido por falta de tiempo (alguien ocioso siempre hay), ni por falta de claridad (son ideas enormemente sencillas), ni por no usar el lenguage matemático (la física atómica se ha desarrollado sin un modelo visual sobre la base de desarrollos algebraicos, pero quiero pensar que los conceptos y las ideas están antes que nada). No. Es, simplemente, que no ha llegado el momento todavía. Ha pasado antes muchas veces. Se ve, por ejemplo, en el desarrollo de las matemáticas mismas: las ideas de Galois, Riemann, Frege o Lobachevsky – por citar algunos – no fueron entendidas en su momento y en cambio luego se han desarrollado enormemente y han llegado a considerarse esenciales e indiscutibles. Es lo que pasa cuando se quieren cambiar, acertadamente o no, los paradigmas del momento.

El pobre Lobachevsky se desvivía escibiendo libros en su esfuerzo de hacer entendibles sus ideas sobre la geometría “imaginaria”. Llegó incluso a conseguir en uno de sus últimso libros representarlas con algunos dibujos – qué paradoja para un matemático! – que pudieran permitir a sus colegas visualizarlas de forma intuitiva.

A lo mejor el dibujo de Lovachevsky lo rconocen más abajo también.
(Lobachevsky, “Geometrical Researches on the Theory of Parallels”)

(“Lobachevsky Geometry and Modern Nonlinear Problems”, Andrey Popov, Birkhäuser 2014).

No hubo manera hasta después de su muerte, como siempre pasa. Siguieron sin entender, para desesperación suya.

En los últimos años yo comencé a intentar lo contrario, es decir, partiendo de las representaciones visuales (entiendase dibujos!) que había hecho construyendo el modelo atómico y de sistema solar, dibujos que los científicos no entendían al no tener unas ecuaciones con las que situarse (su modelo atómico no tiene una representación visual, son sólo construcciones matemáticas abstractas) y a las que poder agarrarse, o eso decían, me propuse en mi ingemnuidad intentar a explicar con ecuaciones las mismas ideas, pensando que así sin duda podrían entenderlo. Pero, para mi asombro, la ciencia esconde tantas vergonzantes sorpresas, me encontré, nada más empezar con la matemáticas, que los fundamentos se han contsruido sin ni siquiera haber entendido qué es el número y habiendo fallado, desde Grecia, en la comprensión y solución del problema de la irracionalidad.

Nadie se ha dado cuenta de que están empleando sobre un mismo espacio planos superpuestos creados al desplazar Y o X hacia Z y que el efecto que se produce es el mismo que si contrayeran o expandieran el espacio sobre el que trabajan. Nadie se ha dado cuenta de que están empleando unidades originarias de referencia métricas (entiéndase “Gauges”, si se desea!) distintas en cada plano. No saben como esas referencias distintas se relacionan entre si, y convergen o divergen periódicamente. No saben qué son los números primos, y al no saber qué es la irracionalidad ni cómo los números son representación de la simetría o asimetría, han intentado resolver las cosas por medio de infinitas aproximaciones (que no les valieron para el átomo, teniendo que inventarse nuevos instrumentos como las matrices – y es que todo los avances los han hecho ideando instrumentos inconexos surgidos por arte de birle y birloque e ímprobos esfuerzos, como los números imaginarios). Y han reducido la geometría no algebraica a un meros dibujos que no constituyen prueba ni ciencia alguna (disparate de disparates!).

En fin, tantas cosas habría que decir… Los desarrollos se habían hecho de forma fragmentaria, creando herramientas de c;alculo, cuantificación y medición, separadas entre sí que son prácticas pero que ni se sabe de dónde vienen ni porqué están ahí, con una complejidad y abstracción creciente. Se extrañan de que tanta gente haya huído de sus “matemáticas” calculistas y algebraicas? Porque a día de hoy sólo se consideran matemáticas a lo que esté expresado algebraicamente. Así que los matemáticos no entienden tampoco lo que les explico conceptual – muchos de los problemas que tienen son conceptuales y de fundamento primero – o geométricamente. (Me viene a la mente un profesor de matemáticas que al quedarse sin argumentos llegó a decirme muy disgustado que mis ideas sobre la irracionalidad no podían ser válidas por un simple cálculo de probabilidades, tantos genios a lo largo de la historia habían pasado por alto todo aquello durante milenios e iba yo a desacreditarlos cuando ni sé la diferencia entre el círculo y la circunferencia!).

De modo que llegué a la conclusión de que cualquier esfuerzo que hiciera por hacerme entender iba a ser infructuoso a corto y medio plazo, a menos que me centrara en aprender álgebra. De poco le servió la más consistente álgebra al pobre Lobachevsly! No se la refutaron. Aparte de que yo con el álgebra tengo como una total incompatibilidad porque no veo un razonamiento lógico deductivo o inductivo, no he llegado aún al fundamento, veo sólo una operatividad automatizada, calculista y ciega, que es a lo que parece que esta gente – los matemáticos y los físicos – se ha acostumbrado: en vez de a pensar, a aplicar reglas de cálculo (cuando no juegos de números, a ver si por casualidad encajan las cosas o las hacemos encajar a golpes o retorciéndolas como sea) que aprendieron sin ni siquiera saber el fundamento del cálculo, su sentido primero.

Ustedes me disculparán si me muestro desconsiderado al hablar de esa cosa que han venido a llamar matemáticas cuando quieren decir sólo cálculo algebraico operativista.

Ha habido gente despierta que sí ha entendido, pero han sido tan poquitos! Y no es que ellos y yo seamos más listos, oigan! que aquí tontos no somos ninguno, lo que pasa es que la gente tiene tantas cosas asumidas, internalizadas, dadas por supuestas y aprendidas, tienen tan poca confianza en su razón y en su instinto lógico, han pensado tan poco por si mismos, se han acobardado y acomodado tanto, tanto se han embrutecido y embotado, que les hablas de algo sencillo y les suena como a chino. La gente no busca la verdad, la verdad está al alcance de todos, buscan la utilidad inmediata. Y Esto sin contar a los que viven refugiados en la inopia narcisista de lo estético contemplando su propio ombligo o el ajeno y escarbando en él. Y si además les abordas con párrafos largos, entonces olvídense. Que piensen ellos! como diría aquél…

Parece entonces que para no terminar infructuosamente quemado, lo mejor que se puede hacer es esperar. Cabe la esperanza de que las ideas, limitadas o incorrectas incluso, una vez que han sido pensadas por uno o por varios, empiecen a filtrarse a la mente adormecida de la colectividad, si es que existe algo así, y desde allí se hagan más fácilmente accesibles a todos. Así ha parecido pasar antes.

Los físicos atómicos han construido durante el siglo XX – sobre la base de aproximaciones matemáticas y experimentos empíricos – un modelo que no es sostenible racional y lógicamente. No se puede llegar a él por medio de deducciones lógicas con la simple razón, y se afirma incluso sin pudor alguno – han convencido de su sinrazón hasta a los filósofos! – el disparate de que la naturaleza no es algo “racional”. Pero ay, ocurre que los físicos también sienten la necesidad de explicarmos sus teorías y desarrollos a los demás, a los que ni sabemos matemáticas ni hemos estudiado física, lo hacen – no cabe otra manera – por medio de cuentos y relatos analógicos, como lo han hecho siempre las religiones que no pueden expresar el dogma incuestionable por medio de la razón, porque el dogma es siempre irracional y directamente inexpresable, está fuera del logos humano y no es alcanzable por su crítica, o eso se pretende.

Alguna vez he pensado hacer yo justamente lo contrario, es decir, explicarles a los físicos el modelo que – siendo racional y deducible lógicamente – ellos no entienden, a través de un relato mítico que llegue a conmover su instinto irracional, ese que de forma abstracta se halla oculto detrás de su consciente, que es donde parece que ellos se mueven confiadamente. El terreno de lo abstracto, de lo azaroso, de lo incierto, el de la eterna aproximación. Los físicos de hoy son como niños. Podría decirles por ejemplo que el Santo Grial, la Piedra filosofal que permite transmutar la materia sin esfuerzo que buscaba el propio Newton, el cáliz sagrado que contiene el secreto de la juventud ilimitada, no era un cáliz de madera como muchos pensaron. Hay historias antiguas que cuentan que el Grial era en realidad un fruto del conocimiento hallado por los Cátaros en el siglo XII después de Cristo. Los cátaros, considerados herejes, observando la naturaleza, habrían llegado a través de su razón – porque los cátaros pensaban que la salvación venía por el conocimiento, eran verdaderos gnósticos – a comprender los mecanismos más simples que rigen el devenir de la Naturaleza de lo pequeño y de lo grande. O es que se piensan que en el siglo XII y XIII la gente era más lerda que nosotros?

El dualismo cátaro no querría decir entonces que ellas y ellos – porque la mujer era un igual del hombre en plena Edad Media para ellos – pensaran en la existencia simplista de un Dios del bien y otro Dios del mal igualmete poderosos. Los textos teológicos cátaros que se han conservado y que mencionan este dualismo maniqueo parecen más producto de una escuela escolástica y sistematizadora, ocultadora sin querer del sentido primero como todas las escolásticas han hecho, que de una experiencia directa y natutal de conocimiento de la vida y del mundo. Los cátaros serían herejes pero no eran unos simples. El dualismo cátaro significaría originariamente que el principio de la vida y de la existencia se manifiesta por la dualidad. Que todo lo que existe es, de alguna forma, binario. Que si existe una carga eléctrica, como diríamos hoy, en el átomo, es como resultado de las interacciones que tienen lugar en el sistema dual que la genera. Que cualquier persona, partiendo de cualquier punto, puede llegar através de su razonamiento lógico, deduciendo e induciendo, al conocimiento de la Naturaleza, y que si lo hace desde la pureza de su pensamiento, buscando el bien y la verdad, llegará al final del camino.

Todos los caminos conducen a Roma, pero hay algunos que pasan antes por intrincados laberintos de los que a veces, muchas veces de hecho, no se sale con vida o con cordura. El paso del tiempo y la Inquisición, que todo lo interpretaba desde el dogma religioso de lo Uno – monolítico, estático y eternamente inmóvil – y lo misteriosamente Trino, contribuyeron tal vez a tergiversar el sentido gnóstico – de conocimiento sapiencial – de los primeros cátaros.

Los cátaros, que habían tratado de renovar el cristianismo volviendo a sus orígenes fueron perseguidos como herejes por los cruzados hasta su exterminio en el siglo XIII pero se dice que lograron conservar oculto el tesoro que custiodaban, el Cáliz en el que José de Arimatea habría recogido la preciosísima sangre del Cristo crucificado. Cuentan que cuando los últimos cátaros se hallaban asediados en el castillo de Montsegur para ser aniquilados como herejes, cuatro de ellos se descolgaron por el inaccesible y vertical acantilado del ala oeste del castillo llevándose consigo la Santa reliquia que custodiaban. Tres de sus nombres trascendieron después, “Amiel Aicard”, “Hugo”, y “Pictavin”; el nombre del cuarto de los llamados “perfectos” nunca se supo, pero se piensa que bien pudo ser el de una mujer. Una “perfecta”, sí. Algunos incluso han llegado a suponer que la mujer que escapó de Montsegur podía haber sido el Grial mismo, la hija queridísima de Jesus y María Magdalena que habría de perpetuar le estirpe del Mesias y conducir de nuevo a los hombres y mujeres al conocimiento olvidado de la infinita abundancia. El Dios de Jesus era el Dios de la inacabable Abundancia. El pecado original, la caída en la experiencia de la escasez, había sido sólo un olvido; tal vez un profundo sueño del que aún estamos siendo llamados a despertar, el sueño – y su pesadilla – de una sobrevenida ignorancia o de un olvido.

Pues bien, los cuatro fugitivos pasaron pues secretamente los Pirineos y fueron recibidos y ocultados en Cataluña y Aragón. Todavía hoy se conserva en varias regiones de España el apellido “Bueno”, y es que los cátaros eran conocidos en aquél entonces como los “buenos”, los hombres buenos y las mujeres buenas.


[Castillo de Montsegur by Jean-Yves Didier The original uploader was Jydidier at French Wikipedia [GFDL or CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons]

Wolfram von Eschenbach contaba en su Parzival cómo los Caballeros de la Tabla Redonda buscaban el Santo Grial y hay un pasaje en su poema épico en el que habla del baile del Grial. Qué podría ser esto de la danza del Grial? El Parzival es un relato simbólico y puede que el baile no fuera de los allí reunidos sino del Cáliz mismo.


By Sir Edward Burne-Jones, overall design and figures; William Morris, overall design and execution; John Henry Dearle, flowers and decorative details. – Scanned from Christopher Wood, Burne-Jones, Phoenix, 1997., Public Domain, Link

En estas dos representaciones relacionadas con la búsqueda del Grial está presente el símbolo 6, como verán usedes.

Pero además en la siguiente miniatura del siglo XIV el Grial aparece sostenido por dos figuras, dos entidades angélicas, una izquierda y una dercha, que guardan una simetría de espejo. Las dos entidades hacen de asas del Grial pero no son su asa. Son demasiado grandes como para representar unas simples asas. A propósito o no, las dos enormes asas viene a ser una representación de la dualidad – de la existencia de dos principios iguales – que defendían los cátaros:


Le roi Arthur, les chevaliers de la Table ronde et le Graal. Miniature d’Évrard d’Espinques tirée d’un manucrit du Lancelot en prose, vers 1470, BNF.

Se nos han pasado por alto significados ocultos en la simbología del Grial? Fue la Edad Media un periodo sin avances en el conocimiento de la Naturaleza o es que los conocimientos a los que se llegó se mantuvieron en secreto debido a las persecuciones sufridas por los poderes del momento – piénsese en lo que pasó después con Galileo – y se expresaron por medio de leyendas y de símbolos y se transmitieron a sólo unos pocos y fieles iniciados que habrían de custodiarlos como un tesoro de la Divinidad representada en el Cristo al que seguían o en una reliquia suya?

Cabe la posibilidad de que los cátaros llegaran al conocimiento de los mecanismos fundamentales que rigen la materia, los que dan la llave del conocimiento de cómo transformar la materia sin esfuerzo, las plantas lo hacen al seprar el oxígeno del carbono y con este construyen la materia que las constituye. La idea de la existencia del átomo era ya dsicutida por los griegos, no volvi;o a ser considerada de nuevo por nadie hasta el Renacimiento europeo? Si los Cátaros defendían la existencia de la dualidad como principio rector y atisbaron que el movimiento es causa de la vida, por qué no pudieron ellos llegar a la idea de un modelo atómico en el que dos principios intersectados interacionasen con su movimiento periódico para formar un núcleo vital que daría consistencia a la materia? Bastaría con conocer los tiempos de variación de los campos para modificar la estructura de la materia, y ello podría lograrse simplemente modulando la voz y consiguiendo una determinada resonancia.

La sorpresa debió ser mayúscula cuando vieron que los dos campos que interaccionaban para crear la vida (y que posiblemente servirían para explicar también los movimientos planetarios y la existencia de otros mundos) con al menos 6 “dimensiones” hasta entonces desconocidas, formaban un cáliz.

Si descubrieron aquél mecanismo sagrado, la Piedra que habían buscado los filósofos sin descanso, es posible que lo identificaran, al menos simbólicamente, con el Grial. Qué mejor que el Santo y sencillo Caliz del Nazareno había de representar el secreto más simple y más inefable que rige la Naturaleza y la vida? El mecanismo que da vida a todo lo creado? El secreto de la plena abundancia del Dios de la Vida y de la Abundancia? Pero, estaba aquella sociedad preparada para recibir, revelados al fin, esos secretos? Lo estuvo después? Lo estará ahora?

Si los cátaros pensaron en dos principios que intereaccionaban variando al mismo tiempo y de igual forma, con la misma fase, bien pudieron llegar a una figura como esta que tendría un movimiento ascendente y descendente; Y Si los principios generadores variaban con distinta fase, la figura del Cáliz expresaría un movimiento pendular de izquierda a derecha:

El Cáliz sagrado sería el núcleo de la materia, y el sistema binario que lo forma sería el “átomo” mismo.

Dice la leyenda que el último cátaro, Guilhèm Belibasta, antes de morir abrasado en la hoguera en 1321, con una admiarble entereza y esperanza pronunció la conocida profecía del laurel: “De aquí a 700 años, el laurel reverdecerá de nuevo”.

Creen ustedes que es casualidad que mi primer apellido materno sea “Bueno”? Con toda seguridad que sí. Si es que creen ustedes en la casualidades, claro está.

Me temo… me temo que este breve relato no ha tenido la necesaria intriga ni emoción como para influir en las inconscientes mentes nuestros ingenuos científicos (esos, que como si fueran niños todavía, andan creyendo en el azar!). Bien que lo siento! Y además, me siento algo culpable por haber torpemente intentado instrumentalizar el mito, aun siendo por un buen fin. El caso es que a veces los mitos, una vez creados, adquieren vida y devenir propios, se vuelven incrontrolables y abren puertas donde antes no las había o siempre las hubo, porque quén puede decir con seguridad que el mito no estaba ya antes allí, si no habrá sido más bien él quien se ha valido de nosotros para hacerse de nuevo visible a las conciencias? Quién puede asegurar que los mitos no tienen un algo o un mucho de verdad? Ya no caben pués lamentos! Y si no, que se lo digan a Einstein! El pobre…

Lo cierto es que este artículo lo había empezado redactando un correo que había pensado enviar a un físico investigador de la Universidad Complutense de Madrid. Tuve el desliz de leerlo, porque me he propuesto no leer artículos sobre física, y tuve además el desliz de querer contarle al entrevistado el modelo de los campos intersectados que varían por si le servían en su investigación.Eso siempre me pasa. El artículo en cuestión publicado en La Vanguardia, se titula “La teoría de la relatividad de Einstein es incompleta.”

Si sólo fuera incompleta la Relatividad íbamos bien.

Fue al escribir el correo cuando recordé que, una vez más, no iba a servir de nada enviarlo. Pero como ya lo había escrito, y hacía tanto que no escribía aquí, lo cierto es que por mi trabajo he tenido muy poco tiempo este último ano, pensé en publicarlo aquí como correo no enviado. Siempre he evitado publicar aquí los correos que enviaba y a quién, no me parecía elegante (los borré todos y olvidé los destinatarios para evitar tentaciones). Pero este, como no está enviado, pues lo puedo publicar. Sería bonito iniciar una serie de correos no enviados cada vez que vuelva a caer en la tentación de leer nuevos artículos, pero iba a ser un poco repetitivo para ustedes porque la realidad es que no he pensado nada nuevo en estos meses.

Si vuelvo a escribir de nuevo en el blog seguramente lo haré en español, lo siento por la gente de habla inglesa que lo ha venido leyendo con esfuerzo hasta ahora, porque mi inglés no es demasiado bueno. Me siento mejor escribiendo en castellano porque en inglés no me manejo con destreza y detesto no poder escribir frases largas o como me vengan en gana, a parte de mis muchos errores. Además, si bien el inglés es el idioma oficial de la ciencia, para las nuevas ideas lo del idioma da igual. Y es que a falta de buen entendedor, no bastan las pocas palabras ni las muchas.

“Estimado Jose Alberto:

He leído su entrevista sobre Relatividad en La Vanguardia. He pensado que como es usted investigador, a lo mejor podría estar interesado en algunas ideas que – sin ser yo físico – me permito no enviarle. He puesto al final algunos gráficos para que se entienda mejor.

Pienso que están pasando por alto algo tan simple como la variación periódica de los campos y la intersección (o fusión parcial) de unos campos con otros. Aunque no se halla detectado, pienso que la curvatura gravitacional tiene que estar variando periódicamente, que los campos se expanden y se contraen periódicamente. Los universos en este sentido serían mega campos de gravedad (y los campos de gravedad serían micro universos).

El comportamiento del sistema, partiendo del más elemental formado por dos campos que se intersectan – es distinto según que los campos intersectados varíen con la misma fase o con fase opuesta.

Al hablar de dos campos intersectados se puede pensar también en términos de “universos paralelos” con simetría de espejo (aunque si están intersectados no son paralelos, sería más propia hablar universos espejo mellizos).

Cuando los dos campos que varían se intersecta, se crean en esa intersección 4 nuevos subcampos, 3 en la parte cóncava y uno en la parte convexa.

El comportamiento de los subcampos creados por la intersección es diferente según que los dos campos intersectados varíen con fase igual u opuesta.

Si varían con fase opuesta, cuando el campo izquiedo se contrae y el derecho se expande se produce un desplazamiento hacia la izquierda (hacia el campo que se contrae) del centro de simetría del sistema binario de campos intersectados (que se hallaría en el centro de la intersección se los campos intersectados no variasen). Como consecuencia, en el lado izquierdo de la intersección se produce un incremento de la densidad y un decremento del volumen en uno de los subcampos del sistema que se contrae (causando un incremento de la energía interna de ese subcampo por la aceleración del movimiento orbital interior causada por la presión de fuera a dentro que produce el subcampo al contraerse); como contrapunto, en ese momento, en el lado derecho habrá otro subcampo en el que se ha producido una expansión causando un decremento de la densidad y un aumento de volumen y una disminución de la energía cinética interna que se ha ralentizado puesto que aquí la presión de fuera dentro se ha convertido descompresión.

Podemos pensar que los dos campos intersectados son dos universos paralelos y que los cuatro subcampos creados son cuatro subuniversos. Explicaría este modelo una aceleración de la expansión o contracción de los universos o subuniversos que se expanden y se contraen? Desde el “momento” en que uno de los campos alcanza su máxima contracción hasta que comienza a expandirse, media un intervalo de “no tiempo”, ya que no hay variación (y el tiempo en este sentido es la medición de la variación). Y cuando el campo comienza a expandirse nuevamente entiendo que lo haría de forma progresiva, habiendo una aceleración, que se convertirá en deceleración cuando el campo llegue al punto de máxima expansión y la variación se detenga de nuevo. Estos intervalos de no variación producirían una “prelación” de los ritmos temporales como ocurre con la subida y bajada de las mareas oceánicas que se invierten periódicamente.

Las fases de variación de los dos campos intersectados se sincronizarían y desincronizarían periódicamente.

(En la imagen no está repreentado, pero el sistema rotaría también en torno a su eje central).

Cuando las fases se hacen iguales, y el campo izquierdo y el derecho se contraen al mismo tiempo, se produce un desplazamiento hacia arriba del centro de simetría del sistema causando una fuerza de empuje ascendente. Cuando los dos campos se expanden, la fuerza ascendente (y la energía de rotación del campo que ascendía) decae teniendo su contraparte en la parte convexa del sistema. En este caso no rige sí rige el principio de exclusión de Pauli ya que en el lado derecho e izquierdo de la simetría central tenemos los mismos subcampos que existen al mismo tiempo – contraídos o expandidos – con una simetría de espejo (aunque el principio de exclusión no regiría entre la parte cóncava y la convexa, considerando la simetría ortogonal).

Qué son la materia y la energía oscuras en este modelo? Si estamos dentro del campo intersectado izquierdo, el campo derecho y su movimiento orbital serán invisible para nosotros. En el mismo sentido si estamos dentro del subcampo izquierdo, el subcampo derecho será invisible para nosotros. Y si contemplamos el sistema desde su lado cóncavo, su lado convexo será oscura e indetectable para nosotros.

Si consideramos que el campo izquierdo es una dimensión y el derecho es otra, el sistema más simple tendría 6 dimensiones contando las 4 subdimensiones creadas por la intersección.

Cuando decimos que nuestras tres dimensiones son alto, ancho y profundo, lo decimos así porque estamos pensando en términos de un campo contenedor único. Si nuestro espacio-campo es un subcampo que forma parte de un sistema, lo que para nosotros es ancho para el campo generador será alto, y lo que para el campo generador es ancho para nosotros va ser alto. (Se puede ver en los planos de las figuras que he puesto más abajo en relación con la geometría de Lobchevski.). Entonces si alto, ancho y profundo en nuestro subespacio (subespacio o subcampo con respecto al campo intersectado con otro que se pueden llamar campos generadores para entendernos ahora con respecto a los subcampos creados) son tres dimeniones, cómo podemos llamar a las tres dimensiones alto ancho y alto del campo generador que creó nuestro subcampo y de su campo espejo intersectado, dimensiones de espacios no conmutativos? Porque los subcampos son no conmutativos entre sí y con respecto a los campos generadores intersectados.

[Por cierto, es que no es vergonzante para nuestra ciencia matemática que sólo se halla llegado a la no conmutatividad en el siglo XX? Es algo demencial!]

Yo aquí estoy considerando “dimensiones” a cada uno de los campos generadores intersectados y también a cada unos de los subcampos creados por la intersección, pero es sólo una cuestión de términos. Son dimensiones diferentes porque sus referencias espaciales – sus coordenadas y sus signos – son distintas con respecto a las de los otros campos.

[Por cierto, he visto que hay gente que habla de física hiperdimensional, y me pregunto si saben a qué se están refiriendo].

Qué causaría la variación periódica de cada campo? Pienso que tendría que haber un flujo en movimiento que encontrase una resistencia a su paso que crearía la curvatura por difración (como una onda de sonido) y causaría una refracción en la parte del flujo que pasara a través suyo; la fricción con esa resistencia haría que esta diminuyese, diminuyendo la difración y la refracción.

El modelo puede entenderse desde el punto de vista cuántico. Cuántico para mi no significa que no haya una continuidad en el flujo sino que este se manifiesta en forma oscilatoria, de derecha a izquierda o de arriba hacia abajo (o de delante hacia atrás). Lo que pasa es que el modelo atómico se ha construido sobre la base de un único campo orbital que gira entorno a un núcleo central (a imagen de la idea que tenemos de un sistema solar) sin tener en cuenta que las subpartículas atómicas se conforman por la intersección de dos campos; el núcleo atómico es compartido por al menos dos campos (átomos). La materia no es sólo onda y partícula, son ondas longitudinales intersectadas que crean las subpartículas.

Habría que decir también que el modelo actual del sistema solar no permite explicar mecánicamente y con un único mecanismo las asimetrías que se detectan y las fluctuaciones periódicas. Sólo con hipótesis se está explicando por qué hay planetas girando en sentido inverso, y sólo acudiendo al azar se trata de explicar por qué las órbitas tienen excentricidades diferentes o porqué tienen inclinaciones diferentes. La gravedad como fuerza de presión (como lo era la antigua teoría de la gravedad como fuerza de presión de Fatio y Le Sage que fue olvidada definitivamente desde que se rechazó el éter), me parece la única explicación mecánica posible y no entiendo que no se considere ciando a dia de hoy ya se tiene admitido el campo de Higgs que es un campo de presión.Si a día de hoy viviera Copérnico, pienso que volvería a cuestionar el modelo vigente de sistema solar porque si el cuestionó el geocéntrico era por la cantidad de asimetrías inexplicadas que tenía que lo hacían aparecer como una escultura formada por los miembros de diferentes criaturas. La figura de la órbita es una ficción que nosotros trazamos y sobre ella estamos haciendo los cálculos en lugar de hacerlos sobre lo que sí existe realmente que es el campo circular que pare mí tiene que estar variando. La variación del campo es lo que explica la elicidad de las órbitas.

El sistema heliocéntrico es exactamente igual que el geocéntrico cambiando el objeto rotado, la forma de las órbitas y las velocidades de orbitación, es decir ambos sosn sistemas de campo único y estático, invariante. Para mi un sistema solar tiene que ser un sistema de campos múltiples intersectados (entrelazados) entre ellos o entorno a un campo central, variando con fases iguales u opuestas que se sincronizan y desincronizan. El tiempo del espacio es la medición de esa variación. Para mi no está claro que nuestro sol esté en el centro de ese sistema, (el modelo heliocéntrico sigue pensando que lo nuestro – no ya nuestra tierra pero si nuestro sol, es el centro de todo y a lo mejor no lo es. Puede qu ni siquera estemos orbitando al sol que vemos sino uno de los subcampos ciegos – sin estrella en su interior, en cuyo caso el subespacio orbitado no sería circular (aunque sería variante en todo caso).

Pienso que la electronegatividad y la carga eléctrica de los elementos materiales es consecuencia de la variación geométrica de los espacios que los conforman. Einstein geometrizó la gravedad al considerarla como la curvatura de un espacio pero no explicó por qué se curva el espacio, si el peso de la masa viene dado por la gravedad y la gravedad es la curvatura del campo hay algo que falta para explicar qué hace curvarse al campo. Y pienso que eso que le faltaba, el mecanismo que no vio, fue lo que le impidió geometrizar también el electromegnetismo y racionalizar la mecánica cuántica.

Para mi, el electrón, su carga electromagnética, es consecuencia de un subcampo que se desplaza hacia la izquierda; después, cuando se desplace hacia la derecha, el electrón será su propia antipartícula, el positrón (damos signo negativo a lo que se desplaza hacia la izquierda y positivo a lo que se desplaza hacia la derecha, como podemos dar signo positivo a lo que asciende y negativo a lo que desciende, positivo a lo que se contrae y negativo a lo que se expande, positivo a lo que se acelera y negativo a lo que se desacelera). Electrón y positrón son entonces una antipartícula Majorana porque son su propia antimateria.

Cuando el subcampo está desplazado hacia la izquierda en forma de electrón, no puede estar al mismo tiempo desplazado a la derecha en forma de positrón. Es por ello que cuando los campos intersectados varían con fase opuesta rige el principio de exclusión de Pauli y estamos hablando de “fermiones’. A la izquierda y a la derecha no puede haber lo mismo, la simetría estará siempre desplazada excepto en un momento concreto (cuando el subcampo electrón-positrón esté atravesando el centro de simetría del sistema).

Cuando el electrón-positrón esté a la izquierda puede entenderse que en ese momento existe a la derecha como un campo virtual” que todavía no existe pero que existirá un momento después, cuando el subcampo se desplace hacia la derecha convirtiéndose en positrón y el electrón se convierta en “virtual”.

Lo mismo cabe decir con el neutrón que sería el subcampo izquierdo contraído y el neutrino que sería el subcampo derecho expandido. Cuando el subcampo izquierdo neutrón se expande se convierte en antineutrino, y cuando el subcampo derecho neutrino se contrae se convierte en protón. Neutrón y protón son antipartículas con simetría de espejo, son dos campos diferentes, que existen en momentos distintos. Además, cuando el subcampo izquierdo neutrón se contrae, recibe una fuerza de presión extra causada por el lado izquierdo (que viene de fuera hacia adentro, de izquierda a derecha) del campo intersectado izquierdo que se contrae.

Desde esta perspectiva de campos intersectados se pueden representar visualmente las reacciones químicas, por ejemplo un átomo de carbono es un compuesto estable porque la estructura se mantiene cuando se produce la variación. (La curvatura de cada campo intersectado contraído sería un protón y a ellos hay que sumar el protón (o neutrón) que se crea como subcampo en la parte de la intersección cuyo campo está contraído. (En las fases opuestas la interacción fuerte se produce cuando el subcampo está contraído y la interacción débil se produce cuando el subcampo está expandido. En las fases iguales la interacción más fuerte se produce cuando los dos campos están contraídos al mismo tiempo y la interacción más débil se produce cuando ambos están expandidos. El movimiento cinético dentro del subcampo sería el “enlace químico”). La interacción de los campos generadores produce fuerza de desplazamiento y compresión, aceleración y desaceleración, y también da la consistencia de unidad al sistema.

El modelo de campos variantes intersectados se puede explicar desde el punto de vista de la geometría de Lobachevsky. Pero aquí el ángulo de paralelismo de los las líneas (tomando como líneas una sección plana de los subcampos) de los subcampos se comporta de forma diferente según que los campos varíen con fase igual u opuesta:

Se podrían decir más cosas en base al mismo mecanismo, sobre la reacción redox, o sobre computación cuántica o sobre la doble hebra de ADN…”

Lean si lo desean la Introducción de Watson a su libro “DNA: The Story of the Genetic Revolution” , en particular el párrafo en el que el descubridor – junto con su colega Crick – de la molécula de ADN, habla de cómo pensó que la molécula podía consistir en dos cadenas unidas entre sí.

Piensan realmente ustedes que las estrellas se organizan en sistemas binarios porque sí? que la materia es detectada en la Tierra en forma diatómica porque sí? Que el ADN se estrcutura en forma de una doble hebra porque sí? Que las cargas eléctricas son positivas o negativas porque sí? Que los objetos celestes fluctúan periódicamente porque sí? Yo no lo pienso así.

Las sociedades avanzan cuando lo merecen como colectividad, en base al esfuerzo individual de muchas personas que han buscado hacer el bien. Ese esfuerzo no es del otro sino de cada uno. Si quieren ustedes que nuestra ciencia avance y que nuestra civilización pase de la experiencia de la escasez a la experiencia de la abundancia, comiencen a pensar por ustedes mismas y por ustedes mismos, y olvídense de reclamar fondos para los científicos: no hay dinero en el mundo que pueda comprar el conocimiento ni el esfuerzo o la falta de esfuerzo que se requiere para llegar a la verdad.

Antes de terminar, permítanme mostrales los círculos trinitarios del Abad Joaquín de Fiore (1135 – 1202). Están contenidos en el Liber Figurarum, del que se han conservado tres códices. Las doctrinas heterodoxas del autodidacta joaquín fueron condenadas, junto con las de los cátaros, en el concilio de Letrán (1215).

Qué figura piensan ustedes que aparece si consideramos que el dibujo es la vista superior de tres figuras cóncavas intersectadas y lo contemplamos en una vista frontal en 3d? Será causal que estos dibujos coincidieran en el tiempo con los cátaros y con las leyendas y novelas de un misterioso y maravilloso Grial? Nada supieron los cátaros de Joaquín de Fiore y sus seguidores los Joaquinistas, ni viceversa?

Son ustedes muy libres de pensar lo que quieran.

Sigan, sigan pensando ustedes que la Naturaleza se rige por campos únicos, separados y estáticos, si en ello encuentran sosiego.

Y pasen un buen día.

Ah, y discúlpenme si no hice uso de algunas palabras que toda persona respetable debe decir si quiere ser tomada mínimamente en serio en este país mío a día de hoy. No pasa nada, las digo ahora al final y ya está: Blockchain, Algoritmo, Potente, Disruptivo, Einstein (Einstein ya la dije pero hay que repetirla muchas veces, cuantas más mejor que mejor), Einstein, Einstein, Einstein, Criptomoneda, Catch up, Transversalidad, Sinergias, Big data, Hala Madrid, y Visca el Barca, y, sobre todo, Mas-ter-chef!… Y por su puesto EINSTEIN!!!

PD1. Otro día contaré por qué para mi es muy significativo, no meramente anecdótico, el texto de Watson sobre cómo elaboró con Crick el modelo de la doble hebra del ADN.

PD2. Para los interesados en el Grial me permito enlazar aquí esta maravilla de conferencia de la Profesora Victoria Cirlot Valenzuela:

Victoria Cirlot. "La luz del Grial". PRIMERA PARTE from Arsgravis on Vimeo.

[Victoria Cirlot. "La luz del Grial".SEGUNDA PARTE]

[Victoria Cirlot. "La luz del Grial".TERCERA PARTE]

Anuncios

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s